Saltar al contenido

El Verdadero Final de Los Cuentos de Disney que te Sorprenderá

Los cuentos de Disney tienen un final mucho más dulce y feliz que en muchas de las versiones originales de los cuentos de hadas.

¿Recuerdas las películas de cuentos de Disney en los que el príncipe y la princesa acaban felizmente casados? Pues en algunas de estas historias, basadas en cuentos populares, el final no es tan feliz que digamos, e incluso las historias en sí tienen ciertos elementos que pueden resultar perturbadores.

En este artículo vamos a hablar de algunos de los cuentos de Disney más populares y el final original del cuento en el que se inspiran.

Aviso: Puede que después de leer este artículo dejes de ver estas películas de Disney con los mismos ojos

El cuento de Disney de la cenicienta es mucho más feliz que su versión original.

Vamos a empezar con los detalles turbios. ¿Recuerdas ese momento en el que Cenicienta pierde su zapato de cristal y el príncipe va por todo el reino probando el zapato a todas las mujeres para ver cuál es la dueña y casarse con ella?

Pues bien, en el cuento original, una de las hermanastras de Cenicienta se corta los dedos de los pies y la otra el talón para que su pie encaje en el zapato.

El príncipe es avisado por las palomas de que hay sangre en el zapato, y finalmente descubre que la verdadera dueña es Cenicienta. Cuando las hermanastras se dan cuenta de que deben intentar ganarse el favor de Cenicienta (después de todo, será la reina), asisten a su boda, pero los pájaros les sacan los ojos.

Viendo esto, podrás entender por qué Disney cambió estas partes de la historia.

Otro detalle que cambian en el cuento original es que Cenicienta no tiene un hada madrina. Más bien, planta un árbol junto a la tumba de su madre y reza bajo él todos los días. Bajo el árbol encuentra los vestidos que va a llevar a cada baile (hay tres en el cuento, no uno como en la película). Sigue recibiendo ayuda de los animales, aunque específicamente de los pájaros, no de los ratones.

La sirenita en el cuento de Disney no pasa por las mismas adversidades que la protagonista del cuento original.

El cuento clásico de Hans Christian Andersen da un giro de 180 grados con respecto a la película de Disney. Algunas partes coinciden. Ella sí ve al príncipe de lejos en su barco, y lo rescata de ahogarse y se enamora de él. Él no la ve. Sí visita a la bruja del mar, que le quita la lengua a cambio de piernas (y lo hace porque la sirenita tiene una voz increíble).

El trato es el mismo: la sirena sólo puede seguir siendo humana si encuentra el beso del amor verdadero y el príncipe se enamora y se casa con ella. Sin embargo, la pena en la película es sólo que Ariel volverá a convertirse en sirena si no lo consigue. En la historia original, morirá si fracasa. Además, aunque el príncipe sigue siendo un motivador principal, la sirenita del cuento también está motivada porque los humanos tienen alma eterna, y las sirenas no.

La película de Disney omite que la pena que paga la sirena por tener piernas: cada paso que dé le parecerá que camina sobre afilados fragmentos de cristal.

Al principio, parece que el plan funciona, pero entonces el príncipe acaba casándose con otra, una mujer que él piensa que es la persona que le ha salvado (la Sirenita no puede decirle exactamente la verdad, ya que no puede hablar). Le dicen que si mata al príncipe, puede volver a convertirse en sirena y no tiene que morir. Pero no puede hacerlo. Se tira al mar y se convierte en espuma de mar.

La versión original del cuento de Disney, Pinocho, es mucho más dura y cruel.

El «Pinocho» de Disney procede del clásico italiano de 1883 «Las aventuras de Pinocho», de Carlo Collodi. Se podría pensar que Pinocho es travieso en la película, pero lo es mucho más en el libro.

En el libro, se escapa en cuanto aprende a caminar. Lo encuentra la policía, que encarcela a Geppetto porque cree que Pinocho ha sido maltratado. Pinocho vuelve a casa, donde mata a Pepito grillo que le advierte de los peligros de los placeres hedonistas y la obediencia. Geppetto es liberado e insiste en que Pinocho vaya a la escuela.

Pinocho vende sus libros escolares a cambio de una entrada para el Gran Teatro de Marionetas. Se encuentra con un zorro y un gato que le roban el dinero e intentan ahorcarlo sin éxito. Por suerte, después de salvar a Geppetto del terrible cazón (quizá lo conozcas mejor como la gigantesca y furiosa ballena de la película), Pinocho se perfecciona y acaba convirtiéndose en un niño de verdad (y, ya sabes, todo eso de que los niños se convierten en burros y luego son vendidos a malvados circos acabó apareciendo en la película, sorprendentemente).

La bella durmiente está basado en una historia no tan bonita. En la versión original, todo gira en torno a una violación.

En el cuento de Giambattista Basile (que es el verdadero origen de la historia de la Bella Durmiente), un rey pasa por el castillo de la Bella Durmiente y llama a la puerta. Como nadie responde, sube por una escalera a través de una ventana.

Encuentra a la princesa y la llama, pero como está inconsciente, no se despierta. Pues bien, querido lector, la lleva a la cama y la viola. Luego se va. Ella se despierta después de dar a luz porque uno de sus gemelos le chupa la espina de lino (que le provocó el estado de inconsciencia) del dedo.

El rey vuelve y, a pesar de haberla violado, acaban enamorándose… Sin embargo, otro gran problema: el rey sigue casado con otra persona. Su mujer se entera y no sólo intenta que maten a los gemelos, los cocinen y se los den de comer al rey, sino que también intenta quemar a la princesa en la hoguera. Por suerte, no lo consigue.

El rey y la princesa se casan y viven felices para siempre (a pesar de que él la violó). La adaptación de Perrault de la adaptación actualizada de la historia de Basile (una versión mucho más suave) es probablemente la que se utilizó para la adaptación de Disney, ya que son mucho más similares.

Enredados es la historia de Rapunzel y aunque en ambos casos el final es feliz, la versión original contiene ciertos aspectos perturbadores.

En la versión de los hermanos Grimm, Rapunzel queda embarazada del príncipe antes de que escapen, y la malvada hechicera se da cuenta. La hechicera le corta el pelo a Rapunzel y la arroja al bosque. Cuando el príncipe aparece para verla, la hechicera le hace colgar el pelo cortado de Rapunzel para atraerlo y le dice que no volverá a ver a Rapunzel.

El príncipe salta por la ventana desesperado y se queda ciego por las espinas que hay debajo. Vagabundea sin rumbo (está ciego). Rapunzel da a luz a gemelos. Finalmente, es guiado de vuelta a ella cuando escucha su voz. Sus lágrimas le devuelven la vista. Regresan al reino del príncipe y viven felices para siempre.

Blancanieves acaba casada con el príncipe en el cuento original, pero el final no es tan feliz para la malvada reina.

En la versión de los hermanos Grimm, la malvada reina madrastra pide a un cazador que se lleve a Blancanieves al bosque y la mate (esto también ocurre en la película de Disney). Sin embargo, en el cuento, le pide que también le traiga los pulmones y el hígado de Blancanieves.

Como no puede matar a Blancanieves, le trae los pulmones y el hígado de un jabalí. La reina se come los pulmones y el hígado, creyendo que son de Blancanieves.

En el libro, la reina intenta dos veces (sin éxito) matar a Blancanieves. La tercera vez, cuando la reina le da la manzana (igual que en la película), Blancanieves se desmaya y no puede ser reanimada.

La meten en un ataúd de cristal. Llega un príncipe que quiere llevársela (a pesar de que todavía está dormida). Los enanos lo permiten con dudas, y mientras la llevan, los portadores tropiezan, haciendo que la manzana envenenada se desprenda de la garganta de Blancanieves. Ella y el príncipe, por supuesto, se casan. La reina malvada es invitada. Como castigo, la obligan a ponerse unos zapatos de hierro ardiendo y a bailar hasta caer muerta.

En el libro de la Selva hay una mayor dosis de destrucción y violencia que en la historia de Disney.

A diferencia de lo que hemos visto en El libro de la selva, de Rudyard Kipling, presenta un argumento lleno de muerte y destrucción.

Cuando Mowgli regresa a la civilización, los aldeanos lo expulsan tras conocer su amistad con los lobos y acusarlo de brujería. Vuelve a la selva y trata de olvidar a la humanidad. Pero, más tarde, se alía con Hathi, el elefante y los demás animales de la selva, y derriba toda la aldea.

Si conoces otros cuentos versionados por Disney cuya versión original es diferente, deja tu comentario y cuéntanos cuál es el cuento, su autor y un breve resumen de la historia o cuento original.

¿Eres fan de Disney y sus películas? No te pierdas nuestro artículo sobre los Villanos de Disney, en el que hacemos un repaso por los malvados de las distintas películas de Disney, desde las películas más antiguas a las más modernas.

¿Hay algún tema del que te gustaría que hiciéramos un artículo? No dudes en dejarnos un comentario con tu sugerencia sobre el tipo de artículos que te gustaría ver en el blog.

Antonio B

Antonio B

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *